Famoso tumorista

 

Karinthy_1927

Frigyes Karinthy en 1927. Foto: Werner Irén

Frigyes Karinthy (Budapest, 1887-Siófok, 1938), importantísima figura de la literatura húngara, es el creador de la teoría de los seis grados de separación, según la cual el mundo posee ya tal grado de interconexión que es posible establecer contacto con cualquier otro habitante del planeta utilizando una cadena de conocidos formada como máximo por cinco personas intermedias. Nacido en el seno de una familia de clase media culta, escribió a los quince años su primera obra, Viaje de novios al centro de la tierra (1902), cuyo título refleja perfectamente su modelo y el objeto de su admiración. Inició en la Universidad de Budapest estudios de Ciencias, pero los abandonó para ejercer de periodista. Con veinte años, empezó a colaborar en la más influyente revista literaria húngara, Nyugat. Con veinticinco alcanzó la fama con la publicación simultánea de cinco obras; entre ellas, Így írtok ti [«Así escribes»] (1912), un conjunto de pastiches donde parodiaba los estilos de sus contemporáneos más famosos, tanto nacionales como extranjeros, y que era en realidad una crítica a los sectores más conservadores del establishment literario.

 

Karinthy_1929

Nuestro autor fotografiado en 1929 haciendo de Pigmalión en los Baños Gellért, situados cerca de su casa en Budapest.

Durante la Gran Guerra adoptó una postura pacifista, que se reflejó en sus escritos, entre los que destaca Viaje a Faremido [↑] (1916), que ¡Hjckrrh! publica en traducción de Judit Faller y Andrés Cienfuegos y continuación en cierto modo de su traducción (1914) de Los viajes de Gulliver de Jonathan Swift. También tradujo al húngaro con gran éxito Winnie de Pooh de Alan A. Milne, Las aventuras de Tom Sawyer de Mark Twain, Historia de dos ciudades de Charles Dickens, Seis personajes en busca de autor de Luigi Pirandello y varios relatos de H. G. Wells, entre otras obras. Fue presidente de la sociedad esperantista húngara y miembro del PEN Club.

En 1936, se le diagnosticó un tumor cerebral; y era tal su popularidad que una suscripción nacional consiguió reunir los fondos necesarios para que fuera operado en Estocolmo por el mejor especialista del momento. Sobrevivió a la enfermedad y lo contó en Viaje alrededor de mi cráneo (1936), que al parecer se anunció como «La última novela del famoso tumorista». Murió de un ictus cerebral dos años después, mientras veraneaba a orillas del lago Balaton.

Escritor polifacético y de vocación enciclopedista, cultivó todos los géneros: la novela, el cuento, el teatro y la poesía, así como la crítica, el periodismo y la traducción. Dotado de un poderoso sentido del humor, utilizó la sátira y la fantasía para fustigar los vicios de la sociedad de su época y todo tipo de gobiernos.

Verano de 1925. Junto con su segunda mujer Aranka Böhm, que moriría en Auschwitz en 1944.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *